jueves, 13 de noviembre de 2014

2º CAMINO DEL VERDADERO CRECIMIENTO


LA FUERZA DEL DESEO NOS LLEVA A ALCANZAR AQUELLO QUE PARECÍA IMPOSIBLE
 

SEGUNDO CAMINO DEL VERDADERO CRECIMIENTO: EL DESEO

 
Este camino también podría ser el primero para algunas personas.

El primer camino que vimos en los dos post previos, es Autocuestionarnos y supone una conexión con nuestra CONCIENCIA muy intrínseca. Autocuestionarnos es “tomar conciencia”, “ser conscientes” de nosotros y de nuestra vida.
 
Para ello es necesario "salir" de lo que yo llamo la "Falsa Identidad" apoyada en una programación que sucedió en nuestro pasado y que aún sigue presente en nuestros principales hábitos.

 De alguna manera, cuando Deseamos de Verdad, estamos también Autocuestionándonos, en el sentido de poner en interrogación la vida que estamos llevando. 

Este segundo camino del Deseo resulta muy delicado, ya que puede ser el camino de nuestra Plenitud, o, por el contrario, el camino de nuestro sufrimiento y ceguera.
 
El deseo que nos conduce a la Plenitud es aquel que va más allá de aversiones y gustos, de atracción y repulsión. Es el Deseo de encontrar nuestra Verdadera naturaleza para sentirnos seres Valiosos y Poderosos. 

El deseo que nos conduce al sufrimiento es el deseo que parte de la creencia de que no somos dignos o felices sin conseguir una cosa u otra. Es un deseo apoyado en la carencia y en la pobreza, un deseo que nace de creernos inferiores a otros y con sentimientos de no merecimiento.

"Solo valdré si consigo tal o cuál cosa" 

Yo soy partidaria de conocer la verdadera naturaleza del Deseo y el Poder que encierra en su estructura central. 

El Deseo profundo  hace que nos convirtamos en unos “Buscadores” y esta dinámica tiene la cualidad de Transformar el mundo. Este Deseo fusiona nuestra Mente con una “Intención Profunda” de encontrar nuestro verdadero YO. 

Por ello, es menester APRENDER A DESEAR. El Verdadero Deseo tiene unas Leyes. Si se fuerza el deseo , si desde el momento presente nuestro deseo nos sitúa en unos sentimientos de insatisfacción y de abatimiento, si se está obsesionado por ese deseo, si es el centro de mi vida y no encuentro nada más en ella; entonces ese deseo no se realizará o lo hará de forma no óptima. 

Cuando utilizamos nuestro deseo para renegar y no aceptar nuestro momento presente, siendo irresponsables de nuestro estado actual, entonces, estaremos decreciendo por completo. 

Otra clave del Deseo que nos conduce al Crecimiento es preguntarnos si nuestra “necesidad de que ocurra aquello” se encuentra apoyada bajo los pilares de una falta de autoestima que necesita reconocimiento, o, por el contrario, parte de una tendencia natural y positiva de sentirnos plenos llevando a cabo todos los pasos que conducen a esta meta.

Por tanto, el deseo tiene una Ley principal: Cuando necesito llegar a este objetivo por motivos de falta de Amor por mi mismo, entonces, la Vida se resistirá a otorgarme ese deseo, ya que no es un Deseo de Crecimiento.

Hasta el próximo post, Amig@s. ¡QUE VUESTROS DESEOS OS LLEVEN A VUESTRO PROPÓSITO MÁS ELEVADO DE AMOR!

¡JUNTOS CONSTRUIMOS UN NUEVO MUNDO!

                                                         Mayte Pascual

 

2 comentarios:

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.