domingo, 5 de octubre de 2014

TIEMPO VERTICAL Y MENTE SUBCONSCIENTE


EL TIEMPO VERTICAL NOS CONECTA CON NUESTRO VERDADERO SER


Encantada de estar con vosotros, amig@s.

 

He estado investigando sobre el Tiempo Vertical y la Mente Subconsciente.

 

Los que seguís mi blog, sabéis que el Tiempo Vertical es aquel tiempo situado en la Mente Subconsciente que nos comunica con nuestro verdadero Ser.

 

El Tiempo Vertical nos libera de los miedos, pudiendo abrazarlos. Desde ahí, superamos todos los obstáculos que experimentamos por ser esclavos de nosotros mismos y de los condicionamientos de todo tipo que experimentamos en nuestro pasado.

 

Todos venimos a este mundo a experimentar la liberación de una Estructura Raíz que nos hace creer que somos puramente nuestra personalidad condicionada por un pasado lleno de experiencias sujetas a un tiempo, a unas circunstancias, a unas personas, a una familia, a una época histórica…

 

Desde ahí, creemos que conocemos quiénes somos, nuestros gustos, aversiones, intereses, estructura de nuestra personalidad. Pero estamos engañados. Somos infinitamente más de lo que mínimamente alcanzamos a imaginar.

 

Y esto lo podemos demostrar por algo muy sencillo: manifestamos mucha limitación y pobreza en todo tipo de campos (afectivo y emocional, físico, material, energético y espiritual)

 

Y cuando nos enfrentamos a cualquier tipo de reto y deseamos superarnos en cualquier ámbito, aparece nuestro Depredador interno que nos mantiene prisioneros, repitiendo las mismas experiencias, las mismas formas de resolver algo que se mantiene obstruido y cerrado.

 

Aunque es absolutamente necesario conocer nuestra Estructura Raíz (la estructura origen de nuestra personalidad condicionada), también lo es TRASCENDERLA para conocer nuestro Poder y la verdadera plenitud.

 

Esto es únicamente posible desde el Hemisferio Derecho, entrando en él y despertando el conocimiento y la sabiduría que encierra.

 

Al hacerlo, estamos acercándonos al núcleo central del laberinto que nos conduce a la Puerta de entrada al Conocimiento y a la liberación de nuestras estructuras condicionadas de personalidad, en las que se encuentra una falsa imagen dominada por el miedo a ser quienes realmente somos.

 

Amig@s, existe un tiempo no cronológico que está libre de todos los condicionamientos del pasado.

 

Este tiempo es el TIEMPO VERTICAL

 

La pregunta más esencial es si nos encontramos verdaderamente dispuestos a conocer su esencia y a permanecer el tiempo necesario frente a él para que esa puerta se nos abra.

 

Para que esto ocurra, tendremos que comenzar por el 1º CAMINO DEL CRECIMIENTO: AUTOCUESTIONARNOS.

 

Es abrirse a creer que realmente no sabemos quiénes somos. Por lo tanto no estamos dirigiendo nuestra propia vida. Y entonces, ¿quién la conduce?

 

Consiste en preguntarnos (dejando un espacio en blanco): ¿QUIÉN SOY verdaderamente?

 

Permanecer en el silencio que produce esa pregunta, sentir la incomodidad que inicialmente genera, ya que solo estamos cómodos con el control cognitivo.

 

Y después de repetir esto unos minutos cada día, con el Corazón abierto, entonces comenzaremos por contestar a otra pregunta que nos llevará más tarde a responder la primera.

 

La pregunta segunda es: ¿quién NO SOY?

 

Dejemos este trabajo durante un mes y más tarde seguiremos trabajando el Tiempo Vertical a través del 2º CAMINO DEL CRECIMIENTO.

 

Besos a tod@s y nunca olvidéis que:

 

¡¡JUNTOS CONSTRUIMOS UN NUEVO MUNDO!!

 

                                                        Mayte Pascual

2 comentarios:

  1. Me encantó tu blog soy apasionado de la psicología y el desarrollo personal, en mi blog publico mucho sobre ello, aquí encontre una mina de oro de psicología muchas gracias. éxito para ti!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Felipe por tu conexión. Abiertos a conocer tu blog también, si deseas indicarnos su nombre. Estaremos encantados de conocer nuevas respuestas. ¡Un cálido saludo! e igualmente: ¡Éxito para ti!

      Eliminar

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.