jueves, 6 de marzo de 2014

SURCOS MENTALES Y PAREJA

LA ÚNICA FORMA DE PERMANECER EN EL AMOR ES CULTIVAR NUEVOS SURCOS MENTALES


Hola de nuevo, amig@s:

 

Hace un tiempo empezamos con “CULTIVOS DE LA MENTE” y hoy quiero hacer especial referencia a los SURCOS MENTALES que se albergan en nuestros procesos psíquicos.

 

No podemos cultivar sin antes haber removido y cambiado la tierra, los miles de millones de sensaciones, acciones y pensamientos totalmente repetitivos durante nuestra vida hasta la extenuación.
 
Las mismas formas de responder ante el estrés, el miedo, la desilusión, los problemas de pareja, etcétera.
 
Queremos cambiar, pero desconocemos la verdadera naturaleza del cambio y también de nuestra mente.
 

Y he tomado un tema específico que trato desde mis comienzos: los “SURCOS MENTALES EN LA PAREJA

 
Recordamos que los surcos mentales son los “caminos neuronales” o las sinapsis de las ochenta y siete mil millones de neuronas que tenemos en el cerebro. Estos caminos son el resultado de la repetición constante y, como el agua de un río en su bajada por el mismo, se consolidan y provocan la misma reacción y la misma forma de respuesta cuando los acontecimientos similares se presentan. 
 
Cada vez que actuamos, pensamos o sentimos DE LA MISMA FORMA O PARECIDA ante acontecimientos parecidos, entonces establecemos unos PATRONES SEMEJANTES neuronales que llamo “SURCOS MENTALES”
 

El miedo a sentirnos ante lo NUEVO, a perder nuestra sensación de identidad, a dejar de controlar y percibir un infinito campo de posibilidades que antaño desconocíamos, nos hace permanecer en la prisión de los VIEJOS SURCOS o viejos caminos mentales por los cuales estamos encadenados a la pérdida de nuestro verdadero conocimiento y nuestra verdadera libertad.

 
Cambiamos la fuerza y nuestro potencial por la falsa seguridad para que nuestra vida nos envíe señales de que lo que tenemos en ella es permanente y duradero, cuando precisamente no lo es,  ya que todo cambia, todo evoluciona. En términos generales, somos incapaces de FLUIR y adaptarnos a lo NUEVO.


Pero esto es otra ilusión falsa. Y qué alegría que sea así. Somos seres con un increíble e infinito potencial. La naturaleza de nuestra mente es abierta, capaz de "comprender" que somos seres en búsqueda de sentir y percibir el Amor en nuestras vidas.

 
La impermanencia de las cosas, de las personas y de las diversas expresiones de la existencia, nos hace replantearnos si el inmenso potencial que empleamos en “retener” aquello que tememos perder, no sería más útil si lo utilizáramos en enfrentarnos a nuestros miedos y romper las cadenas que nos mantienen estáticos, encogidos y sin vida.

 
Un ejemplo en pareja de VIEJOS SURCOS MENTALES es el siguiente:
 

“Al cabo de aproximadamente dos años de convivencia, una pareja que no se trabaje desactivar o borrar los VIEJOS SURCOS MENTALES que ha construido con su interacción o convivencia, se estima que podrá predecirse de forma bastante significativa en breve espacio de tiempo, sus zonas estáticas, inmóviles, repetitivas…, aquellas que muy pronto provocarán reacciones de rechazo, monotonía y aburrimiento en el vínculo de pareja.
 

Más que “hacer” cosas distintas, consiste en “dejarse sorprender” por las que hacemos, “no dar por hecho” que conocemos al otro ni a nosotros mismos, y sí dar por hecho que deseamos y queremos permanecer en la INTENCIÓN de salir de los VIEJOS SURCOS MENTALES, renovándonos, enfocando de otro modo al otro/a, quitándonos las etiquetas que tenemos de todo tipo, incluso de nosotros mismos.
 

SUGERENCIAS:

 
Dejar de creer que conocemos y sabemos todo del Amor, del Sexo, del otro, de nuestra relación de Pareja y…, seguir abriéndonos a APRENDER cada día
 

Esto es borrar los VIEJOS SURCOS Y ACTIVAR LOS NUEVOS.
 

Si cada día tuviéramos durante unos minutos esta INTENCIÓN, al cabo de muy poco nuestra vida empezaría a cambiar y se abrirían NUEVOS CAMINOS y DESCUBRIMIENTOS.

¡¡¡ A POR ELLO!!!

¡¡JUNTOS CONSTRUIMOS UN NUEVO MUNDO!!

Siempre GRACIAS por estar ahí y hasta muy pronto.

                                               Mayte Pascual

 

 

 

 

 





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.