lunes, 22 de abril de 2013

ACCIÓN Y ÉXITO


El LUGAR desde el que parte la ACCIÓN determinará su ÉXITO


¡¡Feliz de encontrarme de nuevo con tod@s vosotr@s, amig@s!!

 

Hemos venido a “hacer que ocurran cosas en el mundo”…

 

Y para que esto suceda, hemos de aprender a amar el significado de la palabra: ACCIÓN.

 

A veces creemos que no tenemos suerte porque no tuvimos resultados cuando nos esforzamos.

 

No me gusta la palabra “esfuerzo”. Para mí, solo es recomendable para que los niños aprendan y para aquellos que no han madurado.

 

Una vez aprendido el significado de esta palabra, hemos de saber dejarla atrás si queremos llegar a CREAR UN NUEVO MUNDO.

 

Un árbol no se esfuerza en dar sus frutos. Fluye sin resistencias.

 

Conecta con la Sabiduría que existe en su propia Naturaleza y FLUYE con ella.

 
Cuando FLUIMOS y dejamos de luchar, la ACCIÓN es fértil
 


La ACCIÓN con esfuerzo es lucha, es igual a RESISTENCIA, la energía se atasca en el proceso, una gran parte queda retenida.

 

Si un gran maestro nos hubiera enseñado a Amar la vida y desear Aprender desde el verdadero interés por la misma, desde la Pasión, seríamos unos alumnos aventajados siempre.

 

En cambio, la mayoría de las veces, nos enseñaron a aprender con esfuerzo, sin pasión, sin interés, sin apertura a nuevos descubrimientos…

 

Para llegar a la ACCIÓN generadora de Éxito, hemos de hacernos una interesante CUESTIÓN:

 

¿DESDE DONDE ACTUAMOS?

 

También significa: ¿QUÉ NOS IMPULSA A ACTUAR?

 

Imaginemos que Juan quiere conseguir un mejor puesto dentro de su empresa y comienza a actuar para lograr su meta.

 

Puede ACTUAR dando los mismos pasos, pero según sea el SENTIMIENTO y la CREENCIA desde la que parta, así logrará alcanzar su sueño, o no.

 

Por ejemplo, puede partir desde un DESEO apoyado en la insatisfacción con su propia vida y con su persona, que le llevará a más de lo mismo. Seguramente su raíz estará apoyada en la “necesidad de reconocimiento”.

 

Probablemente fracasará en su intento, o probablemente lo logrará pero nunca se sentirá satisfecho o pleno.

 

O puede ACTUAR desde un DESEO de VIVIR LAS MEJORES EXPERIENCIAS, sin por ello sentirse insatisfecho por su vida. Más bien, todo lo contrario, sintiéndose merecedor de lo mejor, percibiendo su plenitud.

 

Como resumen:

 

“Una misma ACCIÓN puede partir del miedo, con lo cual no se generarán los resultados deseados, o puede partir de una INTENCIÓN FIRME de vivir EXPERIENCIAS DE ÉXITO”.

 

Solo esta última será una ACCIÓN IMPULSORA DE BIENESTAR.

Si la ACCIÓN parte de nuestra CREENCIA DE MERECIMIENTO, será PRÓSPERA
 

Para ello: escuchemos el SILENCIO, preguntémonos qué necesitamos realmente, dejemos un HUECO, un vacío que nos permita CONECTAR con la ACCIÓN IMPULSORA DE BIENESTAR.

 

Eliminemos la rigidez, el miedo y las pretensiones que parten de estas emociones.

 

Atendamos como FLUYE nuestra RESPIRACIÓN e imaginemos que es como el fluir de las olas en un océano.

 

Dejemos atrás los miles de pensamientos que se acumulan incesantemente en nuestra MENTE de forma automática.

 

DESPUÉS, y solo DESPUÉS… ACTUEMOS.

 

Veréis cómo aparecen NUEVAS RESPUESTAS de Éxito y Bienestar, incluso con las mismas ACCIONES que antes no eran fértiles.

 

JUNTOS CONSTRUIMOS UN NUEVO MUNDO Y NOS ABRIMOS A LO NUEVO. ESTAMOS EN CONEXIÓN.

 

Besos a tod@s, amig@s.. Y ¡hasta muy pronto!

 

                                           Mayte Pascual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.