lunes, 2 de mayo de 2011

Empresarios de Éxito

Nuestra mente tiene poder para crear Abundancia
Hola amigos, como os prometí hoy hablaré de “Empresarios/as de Éxito”. Actualmente las mujeres también tenemos la fortuna de poder trabajar como empresarias y disfrutar de nuestra empresa o nuestra creación. Para todos aquellos que sientan que este no es su tema, les diré que lo recapaciten bien, ya que todos tenemos una empresa principal, que es nuestra propia vida. Gestionarla y hacerla próspera depende de nosotros únicamente. A su vez, aunque tampoco tengamos empleados, nuestros compañeros laborales pueden jugar este mismo papel para trabajar nuestra prosperidad, ya que si cuidamos nuestra relación con ellos, podremos sentir más bienestar y más equilibrio allá donde estemos.

El problema principal con que se encuentra un empresario desde mi punto de vista profesional, son sus propias creencias limitadoras basadas en la pobreza. Quiero subrayar que muchos de ellos, siendo perfectamente válidos, no tienen una estructura mental apropiada para el éxito ni para generar ningún tipo de riqueza.

Recuerdo que la estructura mental psíquica está formada por creencias sobre nosotros mismos y sobre la vida que parten de millones de pensamientos acumulados en los años que llevamos viviendo. Cuando no hacemos una limpieza consciente de los mismos, estamos dejando “entrar en nuestra casa y en nuestra cama” a muchas estructuras de pobreza que provienen de personas que nos educaron, que estuvieron cerca de nosotros o que todavía lo están haciendo.

Los pensamientos de pobreza que acumulamos forman la psique del “depredador” (“Método Key: a través del espejo”) que representa nuestra zona mental negativa y oscura. Este depredador nos conduce por caminos míseros y nos hace creer que no valemos y que no estamos capacitados para lograr el éxito, al igual que no nos lo merecemos. Pero el depredador no está fuera de nosotros sino dentro y no es una fiera ajena sino la sombra de nosotros mismos. Opera porque somos nosotros quién le damos todo tipo de poder en estas creencias.

Para generar máxima riqueza y abundancia, hemos de creer en el terreno fértil tanto del Universo como de nuestra mente, que no es sino otro ángulo de la misma energía. Para que esto suceda hemos de dejar un HUECO (artículo de Fórmula del Éxito), limpiando previamente todas las estructuras inconscientes psíquicas de pobreza.

No es nada difícil, pero requiere de un tipo de cualidades para las que sólo son aptos aquellos que desean fervientemente alcanzar la cima del éxito. La primera cualidad es trabajar unos minutos todos los días de nuestra vida, puesto que así se consolida la actitud. La segunda “Confiar” plenamente en que la semilla plantada fertilizará en el terreno de nuestra existencia. La tercera paciencia y la cuarta sabiduría para conocer las principales Leyes Universales y no entorpecer con la ignorancia el proceso de crecimiento y prosperidad.

la empresa refleja nuestra estructura mental

Si nuestra estructura psíquica para alcanzar cualquier meta o cualquier deseo es la estructura del depredador o de la niña/o interior herida/o (ambas son estructuras de pobreza), la semilla no arraigará aunque la tierra sea fértil. Lo primero es despertar la conciencia para saber cuándo estamos dejándonos llevar, pensar y actuar por este tipo de estructuras de pobreza. Son pensamientos del tipo:

-         No hay para todos.

-         El éxito no es para mi.

-         Nunca alcanzaré mis objetivos.

-         Tengo mala suerte.

-         Las condiciones externas no me apoyan.

-         Todo va mal.

-         Hay mucha pobreza en este momento.

-         El dinero no es para mi.

-         Solo genero deudas.

-         Otros me quitarán mi oportunidad.

-         Me tengo que adelantar porque me robarán la idea o proyecto.

-         Tengo que ser más…(ingenioso, hábil, fuerte, listo, etcétera) que los demás.

-         Los demás siempre están al acecho para quitarme lo que he ganado con tanto esfuerzo.

-         La solidez y seguridad de mi empresa son nulas.

-         Estoy siempre en el aire.

Y podría seguir hasta el infinito con este tipo de pensamientos incesantes y de pobreza. También quiero señalar que cuando “necesitamos sentir el éxito” para tapar nuestras propias carencias y nuestra falta de autoestima, entonces estamos engañándonos y el Universo no responde ante este engaño.

Para atraer el éxito, hemos de aprender a querernos, a estimarnos, a sentir nuestra valía y a desvincular ésta de los resultados que estemos obteniendo en éste momento de nuestra vida. Significa que cuando sólo nos valoramos a través de los resultados que obtengamos, el éxito nunca aparecerá o, si lo hace, pronto cambiará y se evaporará.

Recuerdo un caso que tuve hace tiempo. Era un hombre joven, preparado, había tenido calificaciones brillantes en la universidad. Sin embargo, como abogado se sentía un hombre fracasado. Era mediocre y apenas destacaba en su empresa. Al acudir a mi, pudimos ver que su estructura mental estaba basada en su creencia de carencia y de incapacidad.

Para nada había sido consciente de ello nunca, no tenía pensamientos negativos de los que fuera consciente. Pudimos ver que su padre le había ofrecido un puesto en su empresa también como abogado pero jamás había creído en él ni en sus capacidades. A pesar de ser ya un hombre adulto, no pudo ver hasta entonces cuánto le habían influido las actitudes de su propio padre hacia él.


Es necesario ampliar la mente con nuevas estructuras
Habiendo tenido un modelo de padre exitoso en su empresa, no había podido adentrarse en las claves de la prosperidad porque había hecho suyas las creencias de su padre sobre sus propias limitaciones. Al tomar conciencia de ello, trabajamos duramente en eliminar las estructuras de pobreza e introducir en el HUECO de la mente las claves de riqueza y abundancia.

Poco a poco fue cambiando y aprendió a entrar en el terreno fértil del éxito, comprobando cómo somos nosotros nuestros propios enemigos cuando mantenemos, aunque sea de modo inconsciente, pensamientos y creencias de limitación sobre nuestras capacidades.

Voy a exponer unas cuantas estructuras mentales de Éxito y de Abundancia, indicándoos antes, que la abundancia es a su vez un “estado mental próspero”:

-         Cree en ti y en tus capacidades, independientemente de los resultados actuales, pasados o futuros.

-         Libérate de los pensamientos que existen en tu mente inconsciente de limitación o de pobreza (provienen del pasado).

-         Cree en los que están a tu lado apoyándote en tu proyecto.

-         Cree en la Abundancia, en la Riqueza, en las oportunidades.

-         Cree en el cambio, en lo NUEVO.

-         Cree en la energía de la Vida.

Para ello:

-         Da oportunidades a los demás.

-         Siente admiración hacia los que comparten el Éxito y felicítales interna o externamente por ello.

-         Estate atento a reconocer el Éxito de los demás empresarios.

-         Remunera lo mejor que puedas a tus empleados y desea también su prosperidad.

-         Elogia de forma sincera a las personas que se esfuerzan por mejorar y por hacer bien su trabajo.

-         Escucha, ten empatía por las personas que trabajan para ti, esmérate en atender sus peticiones y responder a las mismas aunque no te parezcan apropiadas.

-         Trabaja para “abrirte”mentalmente a NUEVAS CREENCIAS, nuevas formas de ver la vida, nuevas maneras más flexibles de actuar ante los problemas.

-         Proponte no etiquetar negativamente a tus empleados, a tu empresa o a ti.

-         Invierte en la medida que puedas, pues le estás diciendo al Universo que crees en ti y en tu proyecto.

-         Prepárate, no sólo a nivel técnico sino especialmente cuida cada día tus creencias y mejóralas. Siente que la Abundancia y tú sois amigos.

-         Responsabilízate de tu parte inconsciente si quieres ser empresario de éxito. Conoce la estructura negativa que tienes para operar sobre ella.

-         Dedica 2 minutos al día a escuchar tu respiración y a vaciar tu mente antes de comenzar la jornada diaria.

-         Cada decisión que tomes pregúntate desde qué lugar de tu mente lo haces, sé consciente si es desde la pobreza y el miedo o desde la riqueza y la creencia en la abundancia. Sobre todo ten en cuenta si beneficia no sólo a ti sino también a otros asegurándote de que así sea.

-         Considera si tu trabajo o creación lo haces desde el esfuerzo permanente o desde el disfrute y las creencias de éxito. Si estás en el éxito, trabajarás con pasión y alegría y no sintiendo una carga continua.

-         Valórate más allá de los logros y del alcance de tus metas. Es bueno que te valores a través de una actitud permanente de riqueza hacia tu empresa y tus contratados.

-         Ten un propósito más allá de la mera obtención de riqueza física o material, estarías muy cerca del verdadero éxito. Puede ser dar un buen servicio a los demás, que otros se beneficien contigo, etcétera.

-         Abstente de los juicios cuando aparecen problemas y en su lugar posiciónate de otra forma, observa desde otro ángulo, abre tu capacidad para ver y sentir de otro modo y despierta tu inteligencia emocional.


Es necesario confiar en nosotros y en los demás
Podría alargarme mucho más pero considero que por ahora estos puntos son suficientes. Voy a hacer hincapié en el último.

Tienes que saber si tienes empleados a tu servicio y quieres que mejoren que si les enjuicias constantemente haciéndoles críticas sobre su incapacidad y expresando tu descontento, les estás creando una estructura de pobreza e incapacidad sobre ellos mismos que acabarán introduciéndola en su mente subconsciente o hemisferio derecho. Desde ahí, no sólo no mejorarán sino que empeorarán notablemente.

Sé cuidadoso a la hora de exponer tu parte crítica. Antes de hacerlo señala y subraya lo que te gusta del trabajo de esa persona y que crees en su capacidad de mejora. Así podrás sin duda obtener mejores resultados que encasillándola como incapaz de hacer su labor.

Para acabar expongo unos cuantos pensamientos de éxito que podemos ir introduciendo poco a poco en nuestra estructura inconsciente:

-         Hay Abundancia para todos, sólo tenemos que aprender a conseguir adecuadamente la Fuente.

-         Estoy a salvo en mi empresa y creo en ella.

-         Trabajo para abrir mi mente a NUEVAS formas de entendimiento y de conocimiento que atraerán Abundancia.

-         Cada día mi empresa crece de una forma u otra.

-         Estoy atento y cuido a mi empresa, especialmente a mis empleados, a sus relaciones y a sus sentimientos.

-         Me abro a la crítica constructiva hacia mi porque siento que puedo mejorar aprendiendo cada día.

-         Me abstengo del juicio de valor y del encasillamiento de mi empresa y de mis empleados.

-         Sé motivarme y motivar a todos los que trabajan para mi cuando los resultados no son satisfactorios.

-         Confío cuando las cosas no van bien y continúo con mi proyecto.

-         Elimino todo tipo de pobreza y de miseria en mi estructura subconsciente mental.

-         Elimino todo obstáculo y dejo que el Éxito y la Riqueza entren en mi vida y en la de todos aquellos que trabajan para mí.

-         Con mi empresa beneficio a las personas y a sus circunstancias.

Espero amigos que os haya podido ayudar a crear un espacio distinto en vuestra mente que facilite toda abundancia, prosperidad y éxito en vuestra vida y en la de los que os rodean. Si todavía alguien cuestiona este artículo, le sugiero que revise su prosperidad como empresario y su estructura mental de pobreza porque necesita cambios urgentemente.

El jueves veremos y trataremos un pensamiento de éxito y el lunes próximo hablaré del Control Mental Terapéutico y del Hemisferio Derecho y su importancia para configurar la estructura de Éxito en nuestras vidas. Un cálido abrazo a todos, estamos conectados, nos ABRIMOS A LO NUEVO amigos y gracias infinitas por estar ahí. Mayte Pascual.











4 comentarios:

  1. Un blog muy interesante y bien fundamentado!

    ResponderEliminar
  2. Como siempre muy bueno,bs Eva Ripoll

    ResponderEliminar
  3. Felicitaciones!! Muy interesante. Otorga una perspectiva muchas veces olvidada

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos por vuestro apoyo y conexión. JUNTOS CONSTRUIMOS UN NUEVO MUNDO de Esperanza, Crecimiento y Éxito!

    ResponderEliminar

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.