lunes, 16 de mayo de 2011

Descubrimientos de Éxito


Cada día nos abrimos a lo NUEVO (F:google)

 Hola amigos. Nos disponemos a entrar en un campo de potencialidad pura que sólo se materializará si sabemos su funcionamiento intrínseco y si respetamos las Leyes Universales en que se encuentra. Es el campo de los Descubrimientos de Éxito.

Estoy hablando de hacer realidad nuestros sueños, de vivir la vida que deseamos vivir, de tocar y hacer material nuestro éxito.

Para ello hemos de “abrir” nuestra mente al lado más intuitivo e inconsciente, recuperando el poder que de forma natural, nos fue dado. Esto sólo puede llevarse a cabo desde nuestro hemisferio derecho o hemisferio emocional.

Habitualmente permanecemos en un modo de vida automático, cotidiano, repetitivo, inconsciente, sin propósito alguno. Nos dejamos llevar por las experiencias de una forma totalmente pasiva y aletargada. Nos sentimos como una hoja que cae en la fuerte corriente de un río de salvaje.

Así, pasan nuestros días uno tras otro, sin apenas diferencia entre los mismos. Sencillamente estamos en el “modo pasivo”, “modo inconsciente” o “modo automático”. Tenemos en nuestra casa la más potente computadora capaz de crear experiencias y vivencias acordes con nuestros deseos más profundos y ésta computadora se encuentra debajo de nuestro hogar, en un trastero lleno de polvo.

Antes de comenzar con este pequeño viaje quiero advertir que abrirnos a este poder no representa creer en modo alguno que tenemos el “control” sobre la Vida, sobre las cosas que nos suceden o sobre las personas que nos rodean. Si alguien está entendiendo esto, está lejos de comprender el verdadero sentido de mis palabras. No utilizamos el hemisferio derecho con una finalidad supersticiosa, ni obsesiva, porque estaríamos partiendo de la niña/o interior herida/o, que todo lo que desea lo quiere “ya”.

Cuando necesitamos controlar, en el sentido de esforzarnos por tener o experimentar tal o cuál cosa, entonces no estamos fluyendo con la Vida, nos alejamos del Éxito y estamos muy lejos de ejercitar nuestro verdadero poder. Primero hay que partir de una “aceptación amorosa” respecto a lo que estamos experimentando, si no, no abriremos la puerta que nos conduce al éxito.

Abrirnos a este poder representa dejar atrás el miedo a que las cosas sean como son, dejar atrás el miedo a “sentir”, a experimentar otra forma de vivir y de crear nuestro mundo. Representa conectar con el canal de Abundancia infinita para introducirnos en nuestro verdadero propósito en la Vida, asumir el riesgo que genera la incertidumbre; asumir que, pese a todo, nadie nos arrebatará nuestro principal proyecto: encontrar el sendero del éxito y del amor a nosotros mismos. Sólo así experimentaremos, de forma confiada, lo que la Vida nos regala.

El hemisferio derecho es la clave del Éxito (F:google)
Vamos a comenzar con Ana, ella nos sirve de ejemplo concreto para llegar donde deseo llevaros. Por supuesto, la descripción de Ana, está distorsionada, en cuanto a que respeto profundamente a todas aquellas personas que han puesto su confianza en mí para dejar atrás sus limitaciones. Sin embargo, me consta que Ana existe, que se encuentra dentro del corazón de muchos hombres o mujeres que se encuentran perdidos en paisajes de pobreza e insatisfacción.

Ana siempre se sentía desgraciada en su existencia. A pesar de haber cursado estudios universitarios estaba lejos de sentirse reconocida laboral, social y económicamente. Sus relaciones con los hombres habían “fallado” y cada vez que hacíamos Control Mental para el Éxito, se encontraba siempre en medio de un desierto árido y solitario. Representaba lo que existía en su vida. Nada por delante, nada por detrás. En otra ocasión, vio cómo dejaba tras de sí, un estanque de petróleo que mataba toda la fertilidad del bosque por el que había estado caminando desde que nació.

Cuando apenas tenía seis años, su padre la abandonó y se fue de casa. Su madre tuvo que trabajar duro para sacarla a ella y a sus dos hermanos adelante. Apenas tenía ni tiempo para enfermar y no veía a sus hijos prácticamente despiertos nunca. La pobreza de su familia era más que evidente, pero no la pobreza material, que también; sino la pobreza de recursos emocionales para creer que todos podemos mejorar y que es posible.

Cada vez que veía a Ana, veía la pobreza en mayúsculas. Era totalmente incapaz, en aquel entonces, de imaginarse a sí misma consiguiendo el logro más nimio, la más mínima satisfacción, el más mínimo disfrute.

Se culpaba constantemente de su última ruptura con un hombre con el que había estado conviviendo desde hace casi diez años. Había estado “arrastrándose” ante él para que volviese con ella sin resultado alguno.

Conozco este estado de melancolía y de pobreza porque en mi familia se dio y tuve la ocasión de “tocar” con mis propias manos esta amarga energía. Te va envolviendo, te va sumergiendo en un pantano de aguas movedizas en el que te hundes más y más hasta morir. Pero la Vida, en el último momento, te brinda la oportunidad si te abres a ella, de introducirte en el “poder de la elección” y entonces tu fuerza te salva, cambiando esa energía y dando un giro potente a tu vida. A veces siento que el Camino del Éxito, en ocasiones pasa por haber conocido estados carenciales en la vida. Tenemos múltiples ejemplos de personas que han llegado al éxito habiendo experimentado la miseria o la pobreza en cualquiera de sus formas, previamente. Es como si el Universo pusiera a los elegidos ante esa prueba, aunque no es indispensable pasar por la misma para superarse y hacer reales nuestros anhelos.

Bien, trabajé con Ana primero desde la palabra, pero sabía que esto no era suficiente. Intenté explicarla el estado de carencia y profunda limitación en el que se hallaba, pero sabía que era tan sólo una especie de borrador tenue que desaparecería apenas hubiésemos cortado con nuestra relación.

Hasta que un día, considerando que esta primera fase de terapia había llegado a su fin, le dije que se tumbara y que me siguiera desde una parte distinta de su cerebro. No quería que razonase nada, no quería que cuestionase nada, sino que se dejara llevar como en un estado de duerme vela, en el que dejara atrás el control y la rigidez y se abriera a lo desconocido. Los pensamientos y la razón tenían que abandonar el primer plano de su mente consciente. El ejercicio era el siguiente:

Entrar en la mente inconsciente abre la puerta del Éxito (F:google)
“Ana, estás en una pequeña casa deshabitada y sales por la puerta al exterior. Te encuentras un bosque inmenso pero te asusta y necesitas volver a tu hogar, por muy pequeño y desasistido que fuera. Al intentar abrir la puerta del mismo, descubres que se ha vuelto un muro sólido, una barrera que te impide retornar a tu zona de protección. Las ventanas han desaparecido y es imposible entrar en el que era tu hogar. Comprendes que tienes que buscar otro refugio en el que pasar la noche. No confías en ti ni en tus posibilidades, tienes mucho miedo. Sientes inseguridad, incapacidad, sientes frío. Te sientes sola y desvalida.

Caminas y caminas hasta que comprendes que nada cambiará y que tu destino es de pobreza y penuria. Deseas morir y es entonces cuando te acurrucas bajo unas ramas y comienzas a temblar de miedo. Adéntrate en ese sentimiento y deja que te muestre su camino. No sigas huyendo de tu corazón herido. Comprendes que has estado muerta a la Vida, al despertar de la Conciencia, al campo de la Potencialidad pura. Ha pasado toda una vida por tu cabeza, ha pasado una eternidad y,…, de repente, te das cuenta que está amaneciendo en el bosque y estás ante un santuario magnífico de este bello lugar: el lago. El paraje es tan mágico que crees que has muerto y te hallas en el centro de una estrella. La luz del amanecer deja atrás tu lado oscuro.

De pronto, sientes una presencia de Luz desde el silencio más profundo. Esta Luz te envuelve, te acepta tal como eres y te protege. Es tu “Asistente interior” o tu “Guía”. Si permaneces en silencio, si apartas la mente pensante, podrás conectar con su Inteligencia infinita y con su Poder. Él está dentro de ti. Ahora comienza tu verdadero y único viaje.”

Amigos, este jueves seguiré con este artículo, porque prefiero que meditéis sobre este ejercicio para salir de la pobreza. Prometo seguir con este caso para que entendáis qué estamos trabajando y qué dejamos atrás. Antes quiero proponeros unos interrogantes que no pueden ser contestados desde la mente pensante y sí desde el hemisferio derecho o hemisferio del éxito. Estos interrogantes nos acercarán a descubrimientos de Éxito. Son los siguientes:

-         ¿Cómo me sentiría dentro de mi piel, si no existieran mis peores limitaciones?

-         ¿Cómo sería para mí una vida llena de éxito y abundancia de recursos?

-         ¿Cómo sería confiar en mi propia naturaleza y en mis posibilidades?

-         ¿Cómo sería confiar en un hombre y sentir que se compromete conmigo para compartir mi camino? (en el caso de Ana).

-         ¿Cómo sería sentirme afortunada cuando no he tenido modelos en mi familia ni cercanos que me hicieran creer en la prosperidad y el éxito?

¿Te atreves?, ¿eres valiente para intentarlo? Si existe una barrera al éxito es el miedo a dejar atrás una forma de vida con la que nos identificamos. He podido comprobar a lo largo de veinte años de trabajo en este campo, que tenemos tanto miedo o más, al éxito que al fracaso. El ser humano se siente aterrado cuando tiene que disolver viejas estructuras o viejas formas de vida con las que se identifica. Es por ello que no quiere abrirse a sentir cómo sería él/ella mismo/a sin esa identificación con las estructuras de pobreza del pasado. Nos aterra lo desconocido, por eso insisto en cada exposición sobre este tema que hemos de abrirnos a lo NUEVO.

Al preguntarnos estas cuestiones, abrimos el campo potencial de las posibilidades amigos. No intentemos responder desde la mente pensante o el hemisferio izquierdo porque de nada servirá. Escuchando de corazón estas preguntas, estamos abriendo una puerta por la que, sabiéndonos guiar, encontraremos nuestro “Asistente interior” y él nos conducirá, a través de nuestra mente, a amarnos y apreciarnos por encima de todo. Comienza nuestro viaje.

Como siempre, mil gracias por estar ahí. Estamos conectados, hacemos HUECO dejando atrás viejas estructuras de pobreza y limitación y NOS ABRIMOS A LO NUEVO. Besos a todos.

                                                     Mayte Pascual



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.