jueves, 19 de mayo de 2011

Descubrimientos de Éxito II

Nos abrimos a un nuevo entendimiento de las cosas (F:google)
De nuevo con vosotros amigos. En el artículo anterior hablamos de Ana, una mujer que a pesar de ser joven, con estudios y muy bella, vivía sumergida en una gran pobreza mental y física.

Nuestra estructura mental proviene de patrones de otras personas cercanas a nosotros del pasado que nos educaron o estuvieron cerca. Y os preguntaréis ¿cómo es posible que una mujer adulta no haya podido aún liberarse mentalmente de otros esquemas que no son suyos cuando su inteligencia es indiscutible?

Muy buena pregunta. Por eso el título de hoy se llama “Descubrimientos de Éxito”. Si queremos prosperar hemos de ser capaces de superar la única forma de ver la Vida que nos enseñaron, muchas veces sin tener para ello alternativa alguna.

Cuando le decía a Ana que se imaginara algún tipo de logro en su vida por pequeño que fuera, la tarea se tornaba imposible. No se podía imaginar ganando un sueldo fijo, ni un sueldo digno, ni encontrando siquiera un trabajo, ni emocionalmente conectada a nadie y menos a un hombre que la quisiera.

Su madre era el vivo modelo de pobreza: una mujer que trabajaba hasta la extenuación y apenas ganaba para alimentar a sus hijos. Nunca se había quejado del maltrato psicológico ni del abandono de su marido hacia ella. Siempre trabajadora incansable, nunca se daba de baja por enfermedad porque no se lo podía permitir y los empresarios la trataban sin respeto alguno, como ella se trataba a sí misma. Por supuesto no sabía lo que era disfrutar en la vida ni divertirse y sí lo que era sufrir y sufrir.

Ana, además de repetir las mismas conductas que su madre y el mismo maltrato a sí misma, dejaba que los hombres la minusvaloraran e incluso llegaran a despreciarla. En su rostro estaba reflejada a su vez la pobreza mental. Era un rostro triste, decaído y la expresión de sus ojos era de una mujer que a pesar de ser joven, había sufrido mucho en la vida.

Cuando le preguntaba cómo se sentiría si percibiera al menos otro modo de vivir, no era capaz de entender la pregunta. Si, sabía que otros vivían de otro modo, pero era como imaginarse haber nacido con otro color de ojos o tener en la actualidad otra estatura distinta a la suya: sencillamente imposible.

Trabajar el concepto de Abundancia y de Infinito fue muy arduo con ella. Su mente se asemejaba a un ordenador en el que no se hubiera instalado previamente un programa.

Viendo esto volvimos a su hemisferio derecho y a su mente subconsciente para que, desde ahí, conectara con algo totalmente imposible a los ojos de cualquier persona “razonable”: para que conectara con la posibilidad de abrirse a “descubrir” formas de sentir distintas a todo lo que ella había conocido.


Despertar nuestro subconsciente es vital (F:google)
Está comprobado que según nos sentimos, atraemos a diversas circunstancias. Y más claro aún que, si nos sentimos pobres estaremos en la pobreza, y si nos sentimos ricos o merecedores de lo mejor, en la riqueza. Es curioso que la mayoría de las personas siente y cree que es todo lo contrario. Uno se siente pobre porque es pobre y uno se siente rico porque también lo es.

Si pensáis así y queréis vivir haber nacido para el Éxito, tendréis que modificar esa estructura lógica por otra en la que “las cosas no son como parecen ser”. Que no entendamos por qué suceden las cosas no significa que no sea por algo y ese algo es por nuestra estructura mental inconsciente en un noventa por ciento de las ocasiones. El resto son aspectos incontrolables de la Vida y del Universo que es deseable que aprendamos a aceptar. Como veis, sabernos manejar en la zona de la “incertidumbre” resulta de vital importancia para una vida de éxito. Saber vivir a pesar de no entender desde nuestra estructura lógica la mayoría de los acontecimientos importantes de la Vida, como el nacimiento, la enfermedad, la pérdida y la muerte, es tener y tocar el Éxito.

El ejercicio que utilicé con Ana de Control Mental para el Éxito era el siguiente:

“Ana, caminas por un bosque muy bello en el que sólo estás tú, la naturaleza y una paz penetrante. Al respirar de forma profunda y dejar atrás la cadena incesante de pensamientos continuos y repetitivos, entras en un estado de ligereza mental que te conduce a una consciencia muy clara sobre tu vida.

Mientras caminas en silencio sientes la presencia de tu “Guía” o tu “Asistente Interior”. Es un ser de Luz que te acepta incondicionalmente, tal como eres ahora. Sientes su aceptación incondicional que te envuelve en un círculo de luz malva y te protege. Él te guiará a través de ejercicios dentro del bosque para desarrollar un estado de riqueza y de apertura en tu interior.

Tu Guía te conduce a una pequeña cala situada tras un montículo del bosque. Te sorprende saber que apenas conoces los bellos parajes de este lugar a pesar de haber estado transitando por él durante mucho tiempo.

Una vez que llegas allí, él desaparece y te quedas en soledad caminando lentamente por la playa de aguas cristalinas. Siente la arena y el agua mientras caminas, entre tus dedos de los pies, y disfruta de esta sensación agradable de no tener que hacer nada, de no tener que demostrarte nada, de no evaluarte a través de acciones concretas o de resultados. Te sientes más libre que nunca.

De repente, una voz interior te señala que te fijes en la inmensidad del mar. ¿Cuántas gotas de agua habrá allí metidas? Tu cabeza no puede asimilar este concepto aunque lo intenta. Te das cuenta de que bajo tus pies también existen millones de partículas de arena igualmente, al igual que el aire que respiras, que también es inagotable.

Si escuchamos nuestra voz interior tomamos nuestro verdadero poder (F:google)
Te estás abriendo a una nueva visión de las cosas. Es como si expandieras el campo tan cerrado, tan limitado que antaño tenías. Tu pecho al respirar también se abre. Empiezas a comprender el concepto de expansión.

Ves algo a lo lejos. Parece una figura de una mujer. Es una mujer caminando por la playa también en sentido opuesto al tuyo. Tiene ya cierta edad. Al acercarse puedes comprobar que su rostro está más envejecido y deteriorado de lo normal. Se para ante ti. Parece cansada, muy cansada de vivir.

Estás frente a ella. Os comunicáis a través de la mirada. Vuestros ojos se convierten en vuestra alma. Sientes una profunda compasión hacia su persona y la tomas la mano para estrechar el vínculo que os une en este paradisíaco lugar. Percibes a través de su tacto todo el sufrimiento acumulado en su mente y en su cuerpo durante toda su vida. Tomas conciencia de la pobreza extrema en que ha vivido esta mujer. Al exhalar, desaparece y quedas de nuevo en soledad.

Una voz interna (posiblemente tu Guía) te hace presentir que ella eres tú en el futuro. Sola, triste, desvalida, indefensa, sin esperanza, sin nada entre las manos, con una vida vacía. ¡Dios, qué horror! Respiras hondo, pues lo has sentido, lo has percibido no desde tu mente pensante, sino desde el corazón. Te ha quedado tan grabado en tu interior que no puedes continuar de la misma manera. Sientes angustia.

Pero tu Guía te indica que respires, que de nuevo te centres en la Abundancia infinita del océano, del aire que respiras. Vuelves a relajarte. Sigues caminando percibiendo tu cuerpo ligero, tu mente nítida.

De forma inesperada sientes que en tu mente se ha abierto un campo nuevo y despejado que no existía. Una voz interior te comunica que lo utilices para un nuevo ejercicio. Estás en el momento presente. Date la oportunidad de cambiar tu destino, de utilizar tu poder, de llegar donde desees llegar, de vivir lo que desees, de experimentar la riqueza y las infinitas posibilidades emocionales que encierra.

¿Cómo sería esa misma mujer que viste, si fuera rica, próspera?, ¿cómo sería su gesto, su semblante?, ¿cómo se sentiría y qué vibraciones emitiría ante ti?

Como si por arte de magia se tratara, al intentar imaginártelo, de repente, te sientes esa mujer próspera. Has entrado en un campo nuevo en tu mente. Sigue, sabes hacerlo, sabes sentirlo. Tu Guía te ha enseñado la importancia de tu intuición, de la conexión con tu esencia. Y tu esencia es riqueza y amor. Tu esencia es una vibración de expansión ilimitada. Conecta con ella, instálate en ella, sé una con ella.

Te están viniendo flashes extraños a tu mente. Ves una casa amplia, hermosa. Sientes el poder, el dinero, la seguridad entre tus manos. Y lo más importante, percibes el Amor en tu vida. Alguien está presente en tu vida. Alguien que te aprecia y que te apoya. Un hombre que se ha comprometido a estar presente en tu vida y en tu mundo. Te sientes merecedora de lo mejor y te perdonas por no haberte sabido querer antes.

NUEVOS espacios habitan en nuestra mente (F:google)
Está atardeciendo sobre el mar. Los colores rojizos-anaranjados son bellísimos. Tu Guía está contigo. Dejas que la luz y la vibración del color del sol poniéndose penetren en tu interior y toda esta experiencia de Éxito ha quedado profundamente grabada en tu mente, en tu subconsciente, en tu cuerpo, en tus células y en tu espíritu.”

Ana aprendió a soñar a lo grande, a poner cifras y letras a su Éxito, pero sobre todas las cosas, Ana aprendió a amarse sin saber nada de eso y sin haber tenido modelos que la guiaran. Aprendió a descubrir el mundo, la Abundancia en su mente y en su entorno. Su vida cobró sentido porque se dio la mayor de las oportunidades: SER ELLA MISMA a pesar que nadie la enseñó en su camino.

Por supuesto amigos, he comprimido el espacio, el tiempo y el modo, pero seguiré guiándoos sobre los Descubrimientos de Éxito, que representan una apertura incondicional a lo NUEVO, a lo desconocido por nuestras viejas e inservibles estructuras sobre nuestra vida y nuestro mundo.

Estamos en conexión, tomamos nuestro PODER, nos abrimos a lo NUEVO. Gracias profundas como siempre por estar ahí y por sentir vuestra conexión con mi mente. Estaré con vosotros el lunes próximo y trataremos un nuevo Pensamiento de Éxito. Hasta entonces y mucha prosperidad a todos.

                                                           Mayte Pascual




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.