martes, 1 de marzo de 2011

El Exito tiene una "clave de entrada"

El éxito tiene una llave y una clave de entrada
Hola amigos. Actualmente vivimos una era de prosperidad en cuanto a que nos encontramos muy interesados en toda aquella información que nos intente satisfacer nuestros anhelos de éxito. Eso es magnífico, porque estamos abiertos a la prosperidad.

La cuestión es que mucha gente que se ha introducido por ese sendero se encuentra ya muy cansada de falsas esperanzas y de promesas incumplidas.

Si ése es vuestro caso y queréis conocer las verdaderas claves de entrada hacia la prosperidad, os propongo sigáis mis artículos, ya que llevo especializándome en ello 20 años y soy una profesional de este campo.

La primera clave de entrada en este camino hacia el éxito consiste en hacer desaparecer de nuestra mente todos aquellos conceptos que teníamos sobre esta palabra, todas las ideas que albergamos en nuestra cabeza. Si el maestro que nos ha de conducir por ese sendero existiera ya dentro de nuestra mente subconsciente nos hablara, nos diría: "no tan rápido". Esta primera lección requiere una mayor escucha.

Si escuchamos a este maestro, al que yo llamaré "asistente interior", sabremos el por qué hasta ahora no nos hemos sentido ni felices ni satisfechos con nuestra vida y con nuestras esperanzas.

El camino del éxito es muy "natural", es decir, estaría libre de esfuerzos siempre y cuando nosotros no nos sujetáramos a expectativas ni a controles sobre nuestro destino. Al hacer esto, estamos reaccionando como personas llenas de miedo y de culpa y estas dos emociones son las que en primer lugar tenemos que neutralizar para comenzar a entender verdaderamente las lecciones de nuestro asistente interior.

Si no nos hubiéramos desviado tanto, si no hubiéramos dejado de escuchar nuestras sensaciones y emociones internas que provienen de la parte subconsciente de nuestro hemisferio derecho, no nos habríamos alejado tanto de la entrada principal ni de la llave que abre esa entrada.

Pero generalmente hemos extraviado esa llave y no sólo está perdida, sino que además, en nuestra parte inconsciente nos hemos olvidado de sembrar y de atender esa siembra. Así, no es nada probable que crezcan hermosos y majestuosos árboles de la Vida.

Para remediar este desastre lo primero que hemos de hacer es cambiar la tierra por otra fértil, cambiar los miles de pensamientos que de forma inconsciente nos llevan a la improsperidad y a las zonas oscuras. Si prejuzgamos, si etiquetamos, si luchamos por tener razón frente al otro, si hacemos juicios constantes de valor sobre las personas que nos rodean, entonces hemos de quitar toda esa tierra infecunda y cosechar con otra llena de vida, de creencias fértiles, de abundancia infinita, de confianza...

Empezaremos amigos por limpiar el terreno, tomar conciencia y dejar espacio libre para todas las verdaderas creencias de éxito. Un cariñoso saludo a todos y NOS ABRIMOS A LO NUEVO, a todas las creencias y actitudes de éxito. ¡Feliz jornada! y hasta muy pronto. Mayte Pascual.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena por un blog tan chulo!! Espero con muchas ganas los próximos posts!! He leído la entrada que has hecho y me gusta mucho como escribes. Es muy bueno encontrar profesionales que también dedican a compartir su tiempo, ideas y experiencias con los demás. Genial!!

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Sonia por tu apoyo y conexión. Nuestro Crecimiento está asegurado.

    ResponderEliminar

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.