jueves, 3 de marzo de 2011

Disolvamos el MIEDO Y LA CULPA para abrir la puerta al EXITO


Liberarnos del miedo y la culpa es vital para entrar en el Éxito
     Hola de nuevo amigos. En mis dos artículos anteriores quise transmitiros dos aspectos importantes si queréis de verdad alcanzar una meta en vuestra vida para ser felices y equilibrados.

1.- El camino del éxito es "natural" y libre de esfuerzos.
2.- El miedo en estado puro y la culpa impiden la entrada.

     "Natural" significa precisamente que solo cuando dejamos de luchar contra la Vida, de intentar "controlar" en el sentido más neurótico de la palabra, entonces la llave y la puerta del éxito están preparadas para abrirse de verdad.

     Lo más opuesto a esto sería el rechazo y la desaprobación constante a lo que nos "está pasando". Lo más óptimo sería en primer lugar la "aceptación amorosa" que de por sí incluye una capacidad para hacernos responsables de nuestra existencia y comenzar a eliminar vías erróneas en ella que nos alejan de la verdadera prosperidad. Significa hacernos mayores, conducir nuestra vida, asumir que durante meses, años... hemos estado ausentes de cuidar con esmero nuestro destino.

     Y bien, ahora, como os prometí , hablaré del miedo y de la culpa. Considero (tras 20 años de trabajo terapéutico) que todos tenemos estas emociones. Solo aquellos que han conseguido reconocerlas y trabajarlas han alcanzado la cima de la prosperidad. Para facilitaros el trabajo de autoreconocimiento de estas emociones y para que entendáis cómo actúan en vuestras vidas y cómo os limitan utilizaré dos personajes de uno de mis libros ("La patata sabe de ti") a modo de ejemplos que nos conecten con estas dos emociones.

     Mara es una mujer que no se siente satisfecha con su relación con los hombres, que no se siente capaz de atraer a un hombre, que no se siente deseada por ellos. Es obvio que en su interior se siente totalmente frustrada y culpable y que a su vez se siente llena de rabia a rebosar.

     Alex es un hombre que "aparentemente" está satisfecho con su vida. Pero nada de eso es verdad. En realidad también se siente frustrado en su yo más profundo y oculto porque no se siente capaz de transformar su vida, ni laboral, ni sentimentalmente. Está claro que el miedo a no ser capaz de prosperar invade sus entrañas.

     Si ambos no son conscientes de ello en primer lugar, si no se enfrentan a aceptar este estado, no podrán iniciar el camino hacia el éxito ni configurar nuevamente su destino.

     Ya he dado, pués la primera pista: aceptación y reconocimiento de nuestros miedos y de nuestro sentimiento de culpa. Y la segunda, de la cuál hablaré en mi siguiente artículo es observarlos, verlos de cerca y comenzar a desarrollar la primera cualidad esencial que necesitaremos aprender a sentir: confianza en nosotros mismos y en la Vida.

     Espero amigos que meditéis y os abráis a todo lo nuevo. ¡Feliz jornada a todos¡¡¡. Mayte Pascual

1 comentario:

  1. Genial!! Deberíamos leer un poquito de esto cada día antes de acostarnos, relajar la mente y prepararla para cuando despertemos al día siguiente, habiendo llenado la mente de ilusión y lo más importante, intentar despertarnos cada día con un sonrisa, una sonrisa sincera con nuestro interior. Un besote!!

    ResponderEliminar

Si tienes comentarios que nos puedan hacer crecer a todos anímate a compartirlos.